Alemania

Más famoso como el país de la cerveza, Alemania no se conoce especialmente como un país productor de vino, pero sus vinos blancos secos y frutados, sobretodo el Riesling, y sus vinos dulces pasitos representan un nicho de gran calidad. Sus viñedos que bordean los ríos Reno y Mosela son espectaculares. Los vinos alemanes se clasifican por su código nacional en una –curiosa y particular- categoría determinada por la cantidad de azúcar que contienen.

Embajada del Vino